Los asirios

 

LOS ASIRIOS

 

Los asirios fueron especialmente crueles. Solían destruir por completo las ciudades que capturaban y las tierras agrícolas que las rodeaban. Se llevaban sus tesoros y los ciudadanos eran muertos, convertidos en esclavos o exiliados en ciudades lejanas.

Hacia 1.250 a.C., en el norte de Mesopotamia se estableció el pueblo asirio, quienes tomaron el control de todo el país. Sus ciudades más importantes fueron Assur y Nínive, y entre sus monarcas más ilustres destacaron Assurnasirpal, Assurbanipal, Salmanazar III, Sargón II y Senaquerib.

Los asirios eran guerreros por naturaleza y crueles por vocación. Cada vez que invadían un nuevo pueblo, destruían las ciudades, se apoderaban de sus tesoros, tomaban prisioneros y sometían a sus enemigos a los más crueles suplicios. El imperio asirio alcanzó su mayor esplendor cerca de 700 a.C., cuando sus territorios abarcaban desde Armenia hasta Egipto, y desde Asia Menor hasta el Irán y el Golfo Pérsico por el sur.

El último de los grandes emperadores asirios fue Assurbanipal, quien fomentó las artes y letras y construyó grandes templos y palacios. Sin embargo, un imperio como el asirio, cuyo poder se basaba en la opresión no podía durar para siempre. Y es así como babilónicos y medos (pueblo del oeste de Asia que ocupaba parte de Irán actual y parte de Azerbaiján) se aliaron y entraron a Asiria desde la meseta de Irán, tomando e incendiando Nínive el 612  A.C.

 

Tema Recurso Links
Historia y Ubicación geográfica Video pincha
Orígenes del imperio Asirio Video pincha